Reflexiones sobre la gripe A

PandemiaEn el artículo “La pandemia que no fue” (publicado en Project Syndicate), Henry I. Miller reflexiona sobre la pasada crisis de la Gripe A y qué nos depara el futuro. Algunos extractos, a continuación:

– “En junio pasado, la Organización Mundial de la Salud de las Naciones Unidas, en respuesta a un brote del virus H1N1, o gripe porcina, llevó la alerta de pandemia a su nivel más alto, la Fase 6, que significa que había una pandemia en curso.”

– “De hecho, la OMS hizo caso omiso una y otra vez de la advertencia de Sherlock Holmes: “Es un error capital teorizar antes de contar con toda la evidencia”. Y la alerta de pandemia fue doblemente extraña, dado que todos los años se producen en el mundo olas estacionales de gripe que son invariablemente más letales que el H1N1 de baja virulencia que circula en la actualidad, y ciertamente cumplen la definición de la OMS para una pandemia: infecciones a lo largo de un amplia área geográfica que afectan a una gran proporción de la población.”

– “Las falsas alarmas hacen que la designación “pandemia en curso” se vuelvan casi intrascendentes y disminuyen su eficacia. Y eso, a su vez, tiene importantes consecuencias: como Jack Fisher, profesor de cirugía de la Escuela de Medicina de la Universidad de California en San Diego, observó: “Si se sigue gritando que viene el lobo, la OMS puede esperar un seguimiento menor que el habitual de las recomendaciones de vacunación contra la gripe el otoño próximo”.”

La nota completa, como siempre, aquí.

Fases de alerta de pandemia según la OMS

Como ya mencionamos anteriormente, la OMS ha declarado que en la actualidad nos encontramos en la Fase 6 de alerta de pandemia. Sin embargo, ¿cuáles son los criterios por los cuales se rige esta clasificación?

La OMS ha decidido mantener esta división en seis fases para así facilitar la incorporación de nuevas recomendaciones a los planes nacionales existentes de preparación y respuesta a este tipo de emergencias. El fin de esta clasificación es simplificar y facilitar su comprensión, lograr una mayor precisión y poder basar cada una de las instancias en fenómenos observables.

fases-pandemia-oms

Las fases 1 a 3 se corresponden con la preparación. Las fases 4 a 6 alertan sobre la necesidad de medidas de respuesta y mitigación.

Fase 1: normalmente, los virus gripales circulan continuamente entre los animales; en la fase 1 no hay virus circulantes entre los animales que hayan causado infecciones humanas.

Fase 2: se caracteriza por la circulación entre los animales domésticos o salvajes de un virus gripal animal que ha causado infecciones humanas.

Fase 3: un virus gripal animal o un virus reagrupado humano-animal ha causado casos esporádicos o pequeños conglomerados de casos humanos, pero no ha ocasionado una transmisión de persona a persona suficiente para mantener brotes a nivel comunitario.

Fase 4: se da a partir de la transmisión comprobada de persona a persona de un virus animal o un virus reagrupado humano-animal capaz de causar “brotes a nivel comunitario”. Esto señala un importante aumento del riesgo de pandemia.

Fase 5: se caracteriza por la propagación del virus de persona a persona al menos en dos países de una región de la OMS. Aunque la mayoría de los países no estarán afectados en esta fase, la declaración de la fase 5 es un indicio claro de la inminencia de una pandemia y de que queda poco tiempo para organizar, comunicar y poner en práctica las medidas de mitigación planificadas.

Fase 6 (fase actual al día de hoy): es la fase pandémica; se caracteriza por los criterios que definen la fase 5, acompañados de la aparición de brotes comunitarios en al menos un tercer país de una región distinta. La declaración de esta fase indica que está en marcha una pandemia mundial.

Pospandemia: en el periodo posterior al de máxima actividad, la pandemia parece remitir; sin embargo, no pueden descartarse nuevas oleadas, y los países han de estar preparados para una segunda ola. En el periodo pospandémico, los casos de gripe habrán vuelto a ser comparables a los habituales de la gripe estacional.

La OMS declara la pandemia de Gripe A

gripe-porcinaLa nueva gripe ya ha alcanzado una extensión casi mundial. Se manifestó en al menos 29 países europeos, toda América del Norte, en 6 países de Oriente, 11 de Asia, 2 de Oceanía, 16 de América Central y el Caribe y 6 de América del Sur. Es por ello que la OMS ha declarado hoy, 11 de junio, que la epidemia de nueva gripe ya es oficialmente una pandemia.

La directora de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Margaret Chan, fue quien realizó el anuncio del aumento del nivel de alerta de 5 a 6 (su grado máximo). En la Declaración de la Directora General de la OMS a la prensa (que puede verse completa, aquí) sostuvo que:

“A día de hoy se han notificado casi 30.000 casos confirmados en 74 países. Pero eso no es todo: con pocas excepciones, los países donde se han registrado muchos casos son precisamente aquellos que disponen de procedimientos adecuados de vigilancia y detección”.

“En varios países ya no se puede seguir el rastro de la propagación según cadenas bien definidas de transmisión de persona a persona. Se considera inevitable que aumente la propagación”.

“Sobre la base de los datos disponibles, y de la evaluación de los datos por esos expertos, cabe concluir que se cumplen los criterios científicos que definen las pandemias de gripe. Por consiguiente, he decidido elevar el nivel de alerta de pandemia de gripe de la fase 5 a la fase 6”.

“El mundo se encuentra ahora en el inicio de la pandemia de gripe de 2009”.

Subrayó también que hasta hoy ninguna pandemia había sido detectada antes con tanta precocidad, ni monitoreada tan de cerca, lo cual plantea un buen escenario en el cual actuar. Hoy en día, los datos disponibles señalan gran mayoría de los pacientes alrededor del mundo que han sido infectados con este virus presentan síntomas leves y que su recuperación es completa y veloz. Sin embargo, si no se toman recaudos, esta situación puede darse vuelta muy deprisa, por lo que hay que seguir atentos.

Aquí, una explicación de cada una de las fases de alerta.