Chau Tabú: Hola salud sexual y reproductiva libre y responsable

El sitio sobre salud sexual y reproductiva Chau Tabú es un proyecto de la Dirección de Políticas de Juventud del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires que cuenta con el apoyo de la Fundación Huésped, la Fundación Lactancia y Maternidad (Fundalam) y la Federación Argentina de Lesbianas, Gays, Bisexuales y Trans (FALGBT).  Está pensado para orientar y dar respuesta a las preguntas que los/as jovenes puedan tener sobre sexo y salud.

Si, sobre sexo. SEXO. S-E-X-O. Un tema que -como bien lo indica el nombre de esta web- sigue siendo un tabú.

Angeles Castro publicó una nota en el diario La Nación (uno de los más importantes de Argentina) con el título “Chau Tabú: polémico sitio de orientación sexual de la Ciudad” (se puede leer acá) que fue levantada y replicada por muchísimos medios del país (incluyendo, por supuesto, el adjetivo “polémico”).

¿Por qué polémico? Porque habla de masturbación, sexo anal y sexo oral sin condenar ninguna de estas prácticas; porque alienta a los adolescentes a vivir una sexualidad responsable, sin culpa, con quienes deseen (sin importar el género de la pareja sexual elegida); porque muestra en detalle cómo son los órganos genitales masculinos y femeninos ¡el horror! y además ¡con un registro descontracturado pensado para quienes está destinada la información!; porque explica en detalle métodos anticonceptivos, tests de embarazo, aborto, etc. En pocas palabras: porque da el mensaje de que todos tenemos derecho a vivir una sexualidad libre y responsable.

Hace tiempo vengo trabajando sobre salud sexual y reproductiva, tuve la suerte de intercambiar ideas con muchos especialistas en el tema en congresos y jornadas y ver de cerca como se trabaja en el Programa de Salud Sexual y Reproductiva de mi hospital. Y aunque me parezca una obviedad decir esto, creo que nunca está de más:

– El sexo (vaginal, anal, oral, en pareja, con amantes casuales, entre personas del mismo sexo, etc., etc. Y TODOS LOS ETCÉTERAS POSIBLES) es un acto fantástico siempre que sea deseado y consentido por todos/as los que participan.

– El deseo y la orientación sexual de un adolescente no se modifican a gusto y parecer de padres y madres (por más que más de una persona así lo crea). De verdad. Si, de verdad.

– Los niños/as y adolescentes preguntan sobre sexo, hablan sobre sexo y tienen relaciones sexuales LES GUSTE O NO A LOS ADULTOS. Entonces ¿qué mejor que hablar con honestidad del tema para que se cuiden y cuiden a los otros? La falta de información, los mitos que circulan (diferentes según las diferentes edades, grupos de pertenencia, condición socioeconómica, etc.) y la falta de diálogo abierto y sincero sobre el tema tienen muchas veces resultados como embarazos no deseados, abusos o infecciones de transmisión sexual.

– La falta de información a temprana edad genera adultos que no saben disfrutar de una sexualidad plena y saludable (y que muchas veces siguen arrastrando prejuicios y mitos que aprendieron mientras crecían). La violencia sexual dentro de la pareja es una triste consecuencia de esto (y es un tema tan tabú -o aún más- que la educación sexual para niñosas o adolescentes).

Iniciativas como Chau Tabú son un excelente primer paso para mejorar la salud sexual y reproductiva en un país al que le falta hacer muchísimo por estos temas. Me saco el sombrero ante todos los que trabajaron para crearla.